El TAP y los Niños

_MG_0800

La importancia de practicar una danza para el desarrollo psicomotriz de un niño

El Tap es un estilo de danza teatral, que se caracteriza por la percusión con los pies, que marcan patrones rítmicos en el suelo.

Su dificultad más grande está en la coordinación, de aquí se desprende la importancia que tiene en el desarrollo de un niño, ya que este se encuentra en el proceso de la identificación de su esquema corporal.

Lo primero que el niño percibe es su propio cuerpo, el cual sirve como medio de interacción con los demás y el medio ambiente. Gracias a su cuerpo, el niño experimenta distintas sensaciones, se moviliza y aprende.

El esquema corporal es la representación mental del propio cuerpo, de sus partes y posibilidades de movimiento que se pueden realizar con ellas. Esta noción juega un papel fundamental en el desarrollo del niño porque a partir de ella surgen las diversas posibilidades de acción.

Por lo anterior son muchos los beneficios que podemos encontrar en este estilo de baile para un niño:

Brinda una excelente propiocepción (conocimiento que tiene la persona de su cuerpo, de la posición y del movimiento en el espacio, sin necesidad de que tenga que mirar el piso para verificar).

Se fortalece el abdomen para mantener el equilibrio y enfocar gran parte de la fuerza en los pies.

Así también, el cuerpo adquiere resistencia para mantener movimientos y esfuerzos de larga duración (movimientos constantes en los pies). Por otro lado  se estimula la circulación sanguínea y el sistema respiratorio, favorece la eliminación de la grasa corporal ejercitando la coordinación, la agilidad de movimientos y el equilibrio, colaborando con el desarrollo muscular y corrigiendo malas posturas.

El Tap también ayuda al desarrollo de la psicomotricidad, incrementa la agilidad y coordinación de los movimientos, mejorando significativamente el equilibrio y los reflejos. Así también,  mejora la  expresión corporal; lo que le ayuda en cierto modo a que logremos  entender sus sentimientos y sensaciones de mejor manera.

Por último brinda una mejor concentración y memoria. Bailar Tap ayuda a mantener un  buen estado de ánimo, alegre y sobre todo ayuda a liberar el estrés.

Las clases para niños en nuestro festival serán impartidas por las maestras Chloe Arnold y Pamela Yasutake. La clase será para niños de 6 a 9 años. Deben de tener mínimo 6 meses de experiencia en clases de tap. Si no sabes dónde tomar clases mándanos tu correo y te enviaremos información de academias dónde tus hijos podrán iniciar en esta danza.

Leave a Reply